The last frontier

Miquel Jorda

Questo progetto è frutto di una ricerca sui paesaggi sonori  raccolti nell’arco di 10 anni viaggiando per circa 70 paesi. La performance proposta al Signal utilizza documenti sonori registrati in medio orientre tra il 2000 e il 2006 e interventi di Sax elaborati elettronicamente. “The last frontier” è un progetto che fa riferimento all’attuale disperata situazione dei migranti e rifugiati, al terrorismo, ai conflitti di religione. Paesaggi sonori  dalla Palestina, Israele, suoni e voci dei bambini siriani, dal Libano. Suoni delle campane e canti di chiesa, di moschee, sinagoghe compongono il viaggio sonoro di Miquel Jorda.

Polistrumentista, artista sonoro, compositore e improvvisatore. La sua poetica si sviluppa  intorno alla creazione di paesaggi sonori astratti e reali.

  L’esperienza di nomade e viaggiatore ha profondamente  influenzato la sua ricerca artistica che si ispira alle tonalità del medio oriente, del sud est asiatico e dell’ Asia centrale. Utilizza  strumenti tradizionali, modificati  e autocostruiti  elaborati con live electronics.

Miquel Jordà, Valencia, 1963. Multiinstrumentista de viento y percusión, artista sonoro, compositor e improvisador libre, desarrolla un lenguaje musical inspirado en paisajes reales y ficticios. La experiencia de vivir y viajar por diferentes países del mundo se convierte en proyecto artístico y principal escuela de su estilo personal. Su música deambula entre la atonalidad occidental y las armonías de Oriente Medio, Asia Central y del Sudeste Asiático. Modifica instrumentos clásicos, como el saxo tocado con boquillas de trompetas, e inventa infra-instrumentos de inspiración acústica que los modifica con la electrónica.

Miquel Jordà estuvo viajando y trabajando en un proyecto sonoro global por unos 10 años visitando unos 70 países. Este proyecto se basó en construir un archivo acústico mundial de una época concreta del mundo: el principio del siglo XXI, sus característica y sonoridades.

“The last frontier” es un trabajo basado en una parte específica de estos documentos sonoros. Concretamente los de la etapa del mediterráneo y oriente medio entre los años 2000 a 2006. “The last frontier”, es una performance de arte sonoro basada en estas grabaciones con música en directo improvisada de saxo manipulado.

Un proyecto con un contenido muy claro, que hace referencia a la situación que vivimos en nuestras ciudades europeas con noticias de guerras, de desplazados, de emigración desesperada, de refugiados, de conflictos de religiones, o de terrorismo. Sonidos de voces de Siria, de niños que no sabían la guerra que se les avecinaba, hoy quizás muertos o en campamentos de refugiados, del conflicto entre Israel y Palestina, del Chipre dividido por un muro hace ya décadas, de Líbano aún con las cicatrices de una mal cerrada guerra civil. Sonidos de campanas y cánticos de iglesias, de mezquitas, sinagogas y muchas otras minorías olvidadas que han sido utilizadas por intereses comerciales y políticos para enfrentar a pueblos y gentes.